El mundo se une contra el tráfico de vida silvestre con una resolución histórica de la ONU

0
2

Ante la escalada sin precedentes de los crímenes contra la vida silvestre, la ONU adoptó hoy una resolución histórica mediante la cual todos los países se comprometen a redoblar el esfuerzo colectivo para acabar con la crisis mundial de caza furtiva y hacer frente al lucrativo negocio del tráfico de especies.
Iniciada por Gabón y Alemania y copatrocinada por más de 70 países, la resolución de la Asamblea General de la ONU “lucha contra el tráfico ilícito de fauna y flora silvestres” y es el resultado de tres años de esfuerzos diplomáticos. También es la primera vez que todas las naciones del planeta reconocen la gravedad de los crímenes contra la vida salvaje y la necesidad urgente de unir fuerzas para combatirlos.
“La resolución de la ONU marca una nueva etapa en la lucha contra el tráfico de vida silvestre, que no sólo está amenazando de extinción a numerosas especies, sino que también pone en peligro la seguridad de los países y el desarrollo sostenible”, aseguró el director general de WWF Internacional, Marco Lambertini. “Este hito prueba que acabar con los crímenes contra la vida silvestre ya no es sólo una cuestión ‘ambiental’ ni un problema de unos pocos países: se ha convertido en una prioridad para todos los países del planeta”.
Con las poblaciones de elefantes al borde del colapso en Mozambique y Tanzania, y un número récord de rinocerontes muertos en Sudáfrica, la crisis del furtivismo está claramente minando los esfuerzos mundiales de conservación. Pero la resolución de la ONU también destaca las amplias consecuencias de los crímenes contra las especies, que minan la gobernanza, el cumplimiento de la ley y el bienestar de las comunidades locales. Todo ello financiando redes criminales y alimentando conflictos armados.
Al reconocer que solo un enfoque integral podrá hacer frente a la actual crisis, los 193 estados miembros de la ONU acordaron aumentar la cooperación regional e internacional para combatir toda la cadena del comercio ilegal de especies con medidas para detener el furtivismo, el tráfico y la compra.
“WWF ha jugado un papel clave para cambiar la actitud global frente a los crímenes contra la vida silvestre en los últimos años, destacando su impacto sobre las comunidades locales y sobre las poblaciones de elefantes, rinocerontes, tigres y otras especies en peligro”, dijo Lambertini. “WWF se concentrará ahora en asistir a los países en sus esfuerzos para implementar la resolución, y ayudar a acabar de una vez por todas con la terrible lacra global del tráfico de vida salvaje”.

DEJA UNA RESPUESTA