Google Chile se abastecerá con energías renovables

Google Chile se abastecerá con energías renovables

Las oficinas de Google Chile en Santiago y su centro de datos situado en el municipio capitalino de Quilicura ahora se abastecen íntegramente con la energía solar que se genera en la planta fotovoltaica de El Romero, instalada en el desierto de Atacama.

Así lo confirmó el gigante tecnológico en El Romero, ubicada en la localidad de Vallenar, a 660 kilómetros de Santiago, cuyas instalaciones, construidas y operadas por la empresa española Acciona, tienen una extensión de 1,5 millones de metros cuadrados, equivalentes a 211 campos de fútbol y son las más grandes de Latinoamérica en su ámbito.

“La obra fue un éxito, solo tardamos trece meses: empezamos en octubre de 2015 y la conectamos a la red en noviembre de 2016. Ahora produce energía limpia suficiente para 240.000 hogares”, explicó a Efe el jefe de construcción de El Romero, Hernán Salazar.

Ahora, 776.000 paneles solares hechos de aluminio, que colocados en fila ocuparían 196 kilómetros, se alzan sobre el desierto chileno, “el lugar con mayor radiación solar de la Tierra”, según Salazar. La planta, que actualmente emplea a una veintena de trabajadores pero llegó a dar trabajo a más de 900 durante su construcción, suministra energía a la delegación chilena de Google y muy especialmente a su centro de datos, uno de los trece que la empresa tiene repartidos por todo el mundo y cuya labor es guardar los datos de su ‘nube’ (un sistema de almacenamiento en línea).

“Consideramos que el acuerdo de compra de energía que tenemos con Acciona es de gran relevancia. Es uno de los veinte acuerdos que hemos firmado en todo el mundo para la compra de energía renovable para que en 2017 podamos alcanzar nuestro objetivo de estar alimentados al 100 % con energía renovable”, señala Flor Bianco, gerente de comunicaciones de la empresa en Suramérica.

El centro de datos de Quilicura, la única de estas instalaciones que Google posee en Latinoamérica y en el hemisferio sur, tiene otra peculiaridad: de los trece recintos operativos, solo este y otro situado en Estados Unidos se abastecen de energía solar, mientras que el resto lo hacen con energía eólica.

Categories: Novedades

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*