Kaspersky habría falsificado malware intencionalmente

0
6

Un grupo de ex empleados de Kaspersky Labs han soltado la sopa, revelando algunos secretos sobre las prácticas internas de la compañía, encaminadas a mantener la reputación de su antivirus estrella a como diera lugar, llegando al grado de crear malwares falsos para afectar la reputación de su competencia: Microsoft, Avast y AVG entre otros, generando amenazas falsas detectadas por dichos programas para afectar a los usuarios.

El negocio de los programas antivirus y la seguridad informática es en buena medida el negocio del miedo y la paranoia. Tras el escándalo de Hacking Team nos hemos encontrado con que la intrusión a nuestros equipos y los ataques directos contra la integridad de los usuarios es una situación estratégica común en el mercado; respondiendo a factores de dinero, intereses económicos, oferta y demanda. Ahora todo apunta que Kaspersky no fue la excepción de esta lamentable tendencia.

El reporte publicado en Arstechnica recoge las declaraciones de los ex empleados anónnimos de Kaspersky, quienes señalan que la compañía intentaba engañar a los antivirus rivales con esos falsos malwares, para que consideraran como maliciosos archivos de sistema indispensables para el buen funcionamiento de las computadoras. Llevando a que los usuarios fastidiaran sus propios equipos por causa de cualquier antivirus que no fuera Kaspersky.

Estas prácticas de sabotaje supuestamente tendrían una justificación ética, en razón de que su objetivo específico habrían sido principalmente aquellas pequeñas compañías que estaban basando su software en la plataforma del antivirus ruso, en lugar de desarrollar su propio programa desde cero. El problema es que la determinación de los ataques eran bajo orden directa de Eugene Kaspersky y se insinúa que en el proceso pude haberse afectado a otros programas no menores.

Por lo pronto Kaspersky ya dio su primera declaración oficial sobre el asunto para Reuters, negando totalmente que ellos realicen esa clase de prácticas. Sigue el turno de hablar para sus competidores.

DEJA UNA RESPUESTA