La Emulación de Tarjeta Host es un verdadero avance para los Pagos Móviles

0
24

El mercado de los Pagos Móviles siempre estuvo fragmentado: los bancos, los fabricantes de teléfonos y los proveedores de servicios de telefonía ofrecían sus propias soluciones por separado, y no había un acuerdo de qué estándares se debían usar. Esto dificultó la completa aceptación de los usuarios en general para con el mercado de Pagos Móviles.

El HCE (Host Card emulation) es una solución de software que permite la emulación en un software de una tarjeta de plástico, tal como una tarjeta de crédito o de débito con un chip NFC (Near Field Communication, o comunicación de campo cercano) incorporado. Esto permite comunicaciones sin contacto entre la aplicación móvil y el terminal, para habilitar pagos móviles sin contacto.

Con HCE, la gente puede utilizar su teléfono inteligente y una aplicación para hacer pagos, sin necesidad de una tarjeta de crédito o de débito. Además, las credenciales se almacenan de forma segura en la app de pago, por ello se la denomina el elemento seguro del software, no más en la tarjeta SIM del teléfono como era anteriormente.

Ahora no importa qué marca de teléfono celular se utiliza para hacer pagos, todos los celulares con el sistema operativo Android Kitkat 4.4, o versiones posteriores, son compatibles con HCE, por ello esta tecnología significa un gran avance en el mercado de los Pagos Móviles.

La emulación de tarjeta host garantiza la transferencia de datos desde las aplicaciones móviles a la antena NFC de las terminales de venta. Desde el punto de vista del terminal, no hay diferencia entre las dos señales porque el chip de la tarjeta de pago es emulado en la aplicación de software. Si el terminal admite pagos sin contacto NFC, admitirá pagos móviles con HCE.

¿Qué se necesita para llegar a la adopción completa de pagos móviles con HCE?

Los consumidores tienen que estar convencidos de usarla, de que es confiable y segura. Facilitar los pagos móviles con HCE es apenas el primer paso. Los bancos saben que deben mejorar la calidad de la experiencia de pagos móviles. Esto debe hacerse con servicios adicionales, tales como programas de fidelización o aplicaciones de finanzas personales.

En este sentido, un teléfono inteligente es una herramienta ideal, ya que permite hacer un seguimiento de los consumidores, promueve ofertas, procesa recibos digitales e informes de gastos.

Si bien el objetivo es que el teléfono celular reemplace por completo la tarjeta física en un futuro, sabemos que es un camino largo y difícil porque la tarjeta es parte de nuestra cultura de pagos actual.

Por Marcelo Pérez Sammartino, Gerente del área de Servicios Comerciales para LATAM.