Worldline instala en Tiffany & Co la primera máquina expendedora para artículos de lujo

0
6

Los clientes pueden ahora comprar la primera edición del perfume Tiffany & Co a través de una máquina expendedora que procesa los pagos en forma segura gracias al terminal de pago VALINA.

Worldline,  líder del mercado de pagos y servicios de transaccionales, ha implementado con éxito su primer terminal de pago sin asistencia VALINA, el primer terminal de pago todo en uno con tecnología Android para transacciones sin contacto, chip y con banda magnética del mundo.

Worldline ha trabajado recientemente con Tiffany & Co UK para instalar una máquina expendedora ubicada en su nueva boutique de Covent Garden. Esta es la primera instalación que se ha visto en un establecimiento que comercia bienes de lujo, provocando un cambio radical para este mercado.

VALINA puede apoyar los pagos sin asistencia de alto valor usando un dispositivo con un Chip y un PIN con banda magnética, así como el pago sin contacto para pagos de transacciones de menor valor.

Redefiniendo los pagos no asistidos

Las máquinas expendedoras y los pagos sin asistencia han sido asociados, por mucho tiempo, a las transacciones de bajo costo. Dispuestas para la compra de gaseosas o aperitivos y hasta para adquirir una tarjeta postal tras un viaje al mar, se les puede encontrar en todas partes.

Los pagos sin asistencia en los que se emplean tarjetas o billeteras de pago a través de máquinas de autoservicio han proliferado los últimos años por su uso sencillo y su velocidad. Los consumidores a menudo prefieren  el autoservicio en lugar de entrar en contacto con un cajero, especialmente cuando se trata de compras directas y de negocios que se pueden beneficiar de ello.

Por ejemplo,  se puede ver en el lanzamiento de nuevo smartphone o de un videojuego cuando los aficionados acampan desde la noche anterior para ser los primeros que tengan en sus manos ese producto. Estos artículos de alto valor se podrían poner a disposición del público a través de una máquina expendedora suficientemente segura, lo que reduciría el tiempo de compra porque no sería necesario que los asistentes de ventas se trasladen al depósito a recoger los productos.

Esto garantizaría que dicho personal estuviera disponible para alguna venta de mayor valor o concentrado en hacer algún aporte a la experiencia del usuario, pues las transacciones del producto estarían aseguradas por la máquina expendedora.

Un nuevo  terminal de pago a prueba del clima y de los actos de vandalismos abre un mundo de posibilidades para los comerciantes, quienes se pueden beneficiar de los pagos no asistidos.” Comenta Marcelo Pérez Sammartino, Gerente del área de Servicios Comerciales para LATAM, ”En el futuro pretendemos extender este concepto a otros espacios de ventas de alto valor dado que Worldline es el líder de los terminales de pago de autoservicio.”